Dirección

Calle 25D 74-60, Bogotá

Dirección

+57 (601) 915 6200

Facebook
Twitter
LinkedIn

8 reglas en gestión de cartera comercial – Regla # 5 (No tenga miedo de aumentar la presión)

Autor:
Fecha de publicación:
Tema:
Gestión de Cartera
Revisado por :
(lunes 17 mayo 2021)
8 reglas en gestión de cartera comercial – Regla # 5 (No tenga miedo de aumentar la presión)

Resumen

No tema aumentar la presión a un deudor si aún no le paga


Si encuentra que tiene un problema en sus manos, lo importante es retomar el control lo más pronto posible y continuar presionando por resultados.

 

La clave es reconocer cuándo el proceso se ha estancado y estar preparado para utilizar un enfoque más fuerte cada vez que establezca contacto. Si está aplicando la segunda regla (es decir, la del enfoque sistemático) debe saber después de haber realizado la primera o segunda llamada si tiene un problema en sus manos. En ese momento, la cuenta por cobrar solo tiene algunos días de vencida y por lo tanto puede usted saber cuáles son las intenciones de su cliente. El tratamiento temprano de problemas es la clave para evitar situaciones posteriores que tal vez en ese momento ya no tenga solución.

 

Si usted cree que su intención es pagar, puede llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes, teniendo en cuenta que es necesario y conveniente confirmarlo por escrito. Si cree que no piensan pagar, aumente la presión sin dudarlo, pasando al siguiente nivel. Para muchas personas, la acción de cobrar es especialmente difícil, genera incomodidad psicológica, a algunos otros les da vergüenza o lo toman como un mal paso al que hay que darle prisa, y es justo esa mezcla de prisa con vergüenza la que no deja que el acreedor incremente la presión por el pago de una cuenta en mora. Pero no se trata de un asunto de presión o descortesía, se trata de un asunto de justicia y de honrar los compromisos adquiridos.

 

Existen muchas alternativas para aplicar niveles ascendentes de presión. Compañías especializadas ofrecen una serie de servicios que van desde cartas de pre-cobranza y requerimientos de pago a esfuerzos de cobro extrajudicial o procesos judiciales.

 

Mientras que aumenta sus niveles de presión y sigue el progreso, recuerde que se trata de su dinero y que no le pagarán si usted no presiona lo suficiente y de la manera correcta.